Limitaciones de responsabilidad

Para viajes exclusivamente dentro de Canadá, la responsabilidad por pérdida, demora en la entrega o daño al equipaje se limita a CAD 1500 por pasajero, a menos que se declare un valor superior por adelantado y se paguen cargos adicionales. Tenga en cuenta que sólo un pasajero puede presentar un reclamo por cada pieza de equipaje.

Si su destino internacional (incluidos los tramos nacionales en vuelos internacionales) está sujeto al Convenio de Varsovia, la responsabilidad se limita a USD 20 (EUR 20) por kilogramo por pasajero por equipaje de bodega, y aproximadamente a USD 400 (EUR 400) por pasajero por equipaje no facturado.

Si su destino internacional (incluidos los tramos nacionales en vuelos internacionales) está sujeto al Convenio de Montreal, la responsabilidad de Air Canada , Air Canada Express y Air Canada rouge en cuanto a destrucción, pérdida, daño o retraso del equipaje se limita a 1131 Derechos Especiales de Giro (aproximadamente 1357 EUR/1663 USD) por pasajero, en la mayoría de los casos.

Con sujeción a las disposiciones del Convenio de Montreal y el Convenio de Varsovia, así como a las disposiciones relativas a los aranceles aplicables, Air Canada, Air Canada Express y Air Canada rouge podrá negarse a transportar bienes que no sean aptos para el transporte en el equipaje de bodega, como por ejemplo artículos frágiles o perecederos y podrá negarse a transportar artículos de valor (se considerará que un objeto es de valor si su valor es de CAD 1.000 o más, por kilogramo o CAD 1 por gramo). Asimismo, Air Canada, Air Canada Express y Air Canada rouge podrán rechazar todo reclamo en función de la naturaleza inherente de los artículos (p. ej. de ser estos perecederos) así como rechazar todo reclamo por pérdida o retraso de artículos indebida o inadecuadamente empacados en la medida en que dicha destrucción, pérdida o daño resultare del defecto inherente, la calidad o vicio del equipaje, o bien, en caso de retraso, en el cual el operador, su agente y empleados hayan tomado todas las medidas que puedan exigirse razonablemente para evitar el daño, o que haya sido imposible aplicar dichas medidas.